Una historia de pelota vasca en Argentina

Raúl Alejandro Roux nació en Montevideo (Uruguay) en 1902. Fue un reconocido guionista y dibujante de historietas con una amplia trayectoria en Argentina, sobre todo en sus variantes gauchesca y de ciencia ficción. Su hijo es el pintor Guillermo Roux. Desconocemos el motivo por el que Raúl Roux escribió y dibujó sobre el deporte de la pelota vasca en La Cancha, Revista Argentina de Deportes, a finales de los años cuarenta del pasado siglo. Roux murió años después, en 1960, pero nos legó este interesante artículo sobre la historia de la pelota vasca.

Historia de la pelota vasca con textos y dibujos de Raúl Roux

La primitiva forma de juego fue a mano limpia; después se usó la pala y el guante corto de cuero endurecido. En 1860 el guante largo substituyó al corto. Fueron los vascos pirenaicos los que idearon la cesta de mimbre o chistera, con lo cual tomó gran incremento el juego de blé (1), que se divulgó rápidamente por toda España pasando a América, Francia, Italia y África. Los guantes de cuero, hoy en desuso, se fabrican generalmente de cuero de vacuno o cerdo.

Guantes de cuero de pelota vasca

Guantes de cuero de pelota vasca

Alrededor de 1818 los vascos lo practicaban de rebote y largo, jugándose el primero en canchas pequeñas con una pelota dura. El guante, que casi ya no se usa, presenta cierta variedad de formas y tamaños. Los hay casi planos, de 18 centímetros de ancho y 27 de altura: son cóncavos y su máxima profundidad, cerca de la muñeca, es de 4 centímetros. Se utilizan estos guantes en el juego de rebote para detener la pelota de voleo o de sobrepique. El espesor está formado por dos y hasta tres capas de cuero muy duro, de vacuno o cerdo.

Los tipos de guantes

El guante mediano es parecido al anterior, aunque presenta ciertas particularidades muy importantes. Mide 35 centímetros de largo y 17 de ancho y el orificio en donde se mete la mano no está en la línea del eje longitudinal, como en el guante corto, sino a un costado. Con ello se imprime a la pelota movimientos rotatorios más rápidos y caprichosos que se resuelven luego en trayectorias y piques sumamente raros que desconciertan, a veces, a los jugadores más experimentados. Este guante se utiliza en el juego de rebote o de lachoa (2), desde el fondo de la cancha.

El guante largo mide unos 40 centímetros y su anchura es de 17 centímetros en su base y de 11 en la parte superior. Esta disposición de mayor a menor, partiendo de su base, tiene por objeto evitar que la pelota, en su recorrido, no siga una línea sinuosa entre los bordes laterales del guante. De esta forma se le obliga a que resbale rectamente entre ambos lados sin perder nada de su fuerza y dirección. Se utiliza este guante en el juego de rebote, para los tiros largos y enérgicos, y su adopción se remonta al año 1850 cuando fue creado y empleado con mucho éxito por «El molinero de Mauleón», dando origen más tarde a la primitiva chistera.

Pelotari de cesta vasca

Pelotari de cesta vasca

Los fabricantes

El fabricante más famoso fue José Etcheverry, de la casa vasca de los Gichonkienca, en Saint Pée sur Nivella. En Gipuzkoa fue y sigue siendo la familia Arrieta la que se ha distinguido en esta especialidad. A mediados del siglo pasado, José Arrieta Muñoa empezó a fabricarlos en Beasain, su pueblo de origen, con su hermano Francisco. Éste se vino más tarde a América donde continuó, hasta su muerte, practicando su pequeña industria. La cesta o chistera era, al principio, de cortas dimensiones, y se utilizaba en los juegos de voleo. Es de mimbre trenzado y más largo que el guante. En la actualidad las mejores se construyen en San Sebastián.

La cesta de frontón

Existe una cesta o chistera para el juego de pelota a remonte. La pelota entra cerca de la mano, donde indica la flecha 1. Recorre el interior de la cesta y sale con efectos caprichosos y desconcertantes. La cesta para jugar de punta es parecida a ésta, aunque más liviana y un poco más recta. La pelota pega en la punta de la chistera, aproximadamente donde indica la flecha 2. Algo detenida, es lanzada con mucha rapidez y limpieza sin que el jugador se mueva de su sitio.

Cesta para el juego de pelota a remonte

Cesta para el juego de pelota a remonte

La curvatura de la cesta de frontón es para que la pelota, al efectuar su recorrido en el interior, salga de la cesta con una violencia extraordinaria. La flecha indica el lugar en que es tomada la pelota. Se usa esta cesta en los juegos de frontón, dado que estas canchas poseen una longitud de 64 a 68 metros. En esta clase de juego, el pelotari busca la posición de su cuerpo apropiada para recibir la pelota, y la cambia con movimientos rápidos, girando sobre sí mismo, de acuerdo a su táctica para desconcertar, al contrario.

Cesta de frontón

Cesta de frontón

La cesta está formada por un armazón de madera de castaño. Unos ganchos llamados gabarita, en forma de arcos, sostienen las costillas, también de madera de castaño, que irán unidas entre sí por una trama de varillas de mimbre. El guante donde va la mano suele ser confeccionado de cuero de ternero o cabrito. Lleva en el medio cuatro hendiduras en donde se cosen los cuatro entrededos.

Armazón de cesta de frontón

Armazón de cesta de frontón

Forma en que se ejecuta el tejido de mimbre que une las costillas. Este mimbre proviene del sauce fétard, cuyas ramas se cortan anualmente.

Tejido de cesta de frontón

Tejido de cesta de frontón

Notas

(1) Blé: juego que consiste en lanzar una pelota contra una pared.

(2) Lachoa, laxoa o lashoa: se juega en frontón de plaza libre y los equipos compiten uno enfrente de otro.Los jugadores se situan frente a frente, en equipos de cuatro participantes, separados por una cuerda.

Deja un comentario