Mauricio Flores Kaperotxipi, pintor de vascos verdaderos

En el año 1936 Mauricio Flores Kaperotxipi vivía en Elgeta (Gipuzkoa) porque como él mismo decía, los pueblos le gustaban más que las ciudades. Kapero acababa de llegar de un largo viaje por Cuba, México y Estados Unidos. En sus cuadros le gustaba pintar gente vasca feliz, sencilla y fuerte, honrada y limpia, de la montaña y del mar.

Sigue leyendo