Saski Naski: folklore vasco en Argentina

Saski Naski fue un espectáculo coreográfico-musical creado en 1946 para difundir el folklore vasco en Argentina por el escenógrafo y director artístico Luis Mújica y el músico Padre Francisco Madina.

Durante la Guerra Civil Española y la inmediata posguerra se produjo una gran emigración hacia Iberoamérica en la llamada diáspora republicana. Muchas personas que se opusieron a la sublevación militar de 1936 tuvieron que abandonar España, por motivos políticos o ideológicos o, incluso, por temor a las represalias del bando vencedor y del régimen político instaurado, siendo Argentina uno de los países que acogieron a un gran número de exiliados vascos y que, a finales de 1939, vivía con despreocupación y lejanía la guerra mundial que había estallado meses antes en Europa.

Saski Naski: folklore vasco en Argentina

Desde 1887 existía en Argentina el centro vasco Laurak bat, la primera asociación y la más importante del país. En torno a ella comenzaron a concentrarse distintas entidades como Acción Vasca de Argentina, Emakume Abertzale Batza, Euskalzaleak, Eusko Kultur Etxea y Lagun Onak, lo que produjo una revitalización de la propia institución. Fue en este centro, Laurak Bat, de Buenos Aires donde el Padre Francisco Madina, sacerdote y músico residente en Argentina desde 1932, y el exiliado y escenógrafo Luis Mújica, afincado en la capital desde 1940, impulsaron la creación en 1946 del espectáculo coreográfico-musical sobre folklore vasco denominado Saski Naski. El espectáculo original, que significa “cesto revuelto”, terminó dando nombre a un grupo de casi un centenar de personas que lo formaban y constituye el rastro musical de la diáspora vasca en Argentina.

El grupo de exiliados participantes mantuvo el vínculo con su cultura y su identidad nacional a la vez que se integró en el país de acogida. El espectáculo se realizaba en teatros y presentaba innovaciones en las escenografías y en la instrumentación de las piezas populares vascas. Se mantuvo con diferentes programas hasta 1958, llegando a incluir bailes propios del folklore norteño argentino. Actuó en los principales locales de Buenos Aires y realizó giras por Argentina y Uruguay. Destacó por su gran valor artístico, siendo muy bien valorado por el público y por la prensa del país y de la diáspora.

Saski Naski 1_001

Exilio, folklore e identidad vasca

Dos fueron las finalidades de Saski Naski. Por un lado, mantener el vínculo con la cultura vasca al representar la identidad del pueblo vasco por medio de su música y de sus danzas. De esta forma, se realizaba una recreación de la patria perdida, se aminoraba la sensación de desarraigo y se reforzaba la memoria colectiva. Por otro, fue una forma de conseguir la integración en el país de acogida, estableciéndose relaciones entre los propios exiliados vascos y con la población argentina receptora, a la vez que se difundía el patrimonio musical vasco. Las estampas iban a ser representadas en teatros, lo que conllevaba ciertos cambios en la puesta en escena y en la instrumentación de las piezas musicales.

El espectáculo adoptó de esta manera una doble función: por un lado, una función cultural, como creación y recreación de las partituras y sus interpretaciones y la divulgación de las mismas y, por lo tanto, del patrimonio cultural vasco; por otro lado, tenía una función social porque conseguía unir a vascos exiliados pertenecientes a diferentes grupos corales y cuerpos de baile de distintos centros vascos y contribuía a su integración en el país receptor. Con el paso de los años, el grupo Saski Naski realizó cambios en su programa incluyendo piezas de folklore argentino.

El sentimiento nacional, de identidad y pertenencia al pueblo de origen, la nostalgia y la recreación de la patria perdida estuvieron siempre presentes en el Saski Naski. Sin embargo, el folklore se utilizó en un intento de realizar un producto artístico “de alta jerarquía”, donde lo importante era la realización de piezas musicales y danzas con calidad. Predominó el valor artístico y cultural, donde la música se unió al sentimiento de la identidad nacional, pero sin estar presente una ideología política concreta ni una identificación expresa con partido político alguno. Tampoco en la prensa, tanto argentina como de la diáspora vasca, se apreciaron comparaciones con otro tipo de espectáculos más cercanos a ideologías que pudieran provenir del nacionalismo vasco, ideología mayoritaria entre los exiliados vascos llegados a Argentina después de la Guerra Civil española.

Aportación

La agrupación Saski Naski cumplió con el objetivo por el que fue creado el espectáculo, la transmisión del folklore vasco. Su música y sus danzas representaron la identidad del pueblo vasco, sirviendo de vínculo personal entre los emigrantes y exiliados y Argentina, país que les recibió con una gran acogida. El público argentino reconocía al pueblo vasco como uno de los más antiguos de Europa y la prensa del país siempre apoyó a Saski Naski, siendo uno de los aportes folclóricos más importantes en la historia artística vasca de la diáspora.

Saski Naski 2

Notas

3 pensamientos en “Saski Naski: folklore vasco en Argentina

  1. Pingback: El Grupo Euzkadi, coros y danzas vascas en los Estados Unidos | AMAIKAPROJECT

Deja un comentario