El presidente del primer Gobierno vasco

El 7 de octubre de 1936 fue un día histórico para el País Vasco. José Antonio Aguirre asumía, en la localidad vizcaína de Gernika, la presidencia del primer Gobierno provisional de Euzkadi.

Casi un mes antes, el 11 de septiembre del mismo año, un periodista perseguía al diputado vasco por todo Madrid, ciudad que se disponía a defenderse de los ataques del ejército franquista. Al periodista le interesaba entrevistar al político, ya que el Gobierno de la República le había ofrecido la cartera ministerial de Obras Públicas. Por el contrario, el partido de Aguirre, el PNV, exigía determinadas condiciones para prestar una colaboración directa al Gobierno republicano en plena Guerra Civil.

El Gobierno republicano ofrece a Aguirre una cartera ministerial

Después de recorrer varios ministerios en su busca, el periodista se dirigió al hotel donde se alojaba Aguirre. Las camareras respondían “Acaba de salir” a cuantos preguntaban por él. Tras recorrer casi toda la ciudad, le halló en el Restaurante Vasco. Eran las tres de la tarde. Entre sorbo y sorbo del café de la sobremesa, el diputado respondió a sus preguntas.

“Recibí en Bilbao el ofrecimiento de la cartera de Obras Públicas. Mi partido ha decidido aceptar en caso de que el Gobierno republicano acepte a su vez, ciertas condiciones que están discutiéndose ahora. Nosotros queremos un gobierno propio, al estilo del de Cataluña, dentro, por ahora, de una república federal, para orientar nuestros destinos en la forma más conveniente. Euzkadi tolerará un gobierno central que reconozca y respete el derecho que le asiste a gobernarse autonómicamente”.

Condiciones de los nacionalistas vascos

De entre las condiciones de los nacionalistas vascos se contemplaba la de ejercer una autoridad futura en el territorio vasco de Araba y en Navarra, ambos dominados por los franquistas. Para llevar a cabo esta acción, se estaba proyectando ya desde Bizkaia un plan ofensivo sobre Vitoria, que tendría lugar en diciembre y que resultaría ser un sonoro fracaso para el ejército republicano vasco, la batalla de Villarreal.

El periodista no logró sacarle más información. “No puedo decirle mucho. Solamente que el presidente de la República se ha reunido con el presidente de su consejo de ministros para hablar de nuestro problema y que me ha citado para esta tarde”. La impresión del periodista después de la entrevista con Aguirre le hizo dar por hecho que el diputado vasco saldría de la Presidencia con la cartera de Obras Públicas bajo el brazo.

Pero esta situación nunca ocurrió. En cambio, el 7 de octubre de 1936, y a pesar de no haber sido anunciada públicamente como precaución debido a la guerra, se celebró en la Casa de Juntas de Gernika la ceremonia de la proclamación de Aguirre como presidente del primer Gobierno de Euzkadi.

gobierno-vasco-7-de-octubre-de-1936

El presidente del primer Gobierno vasco

A las cuatro y media de la tarde el salón de sesiones de la Casa de Juntas ya se hallaba totalmente ocupado. Una parte del público abarrotaba los asientos, la galería y las puertas de entrada al salón, invadiendo parte del centro del recinto, mientras que otra parte se conformaba con seguir los detalles de la ceremonia apiñada sobre las puertas de entrada al salón.

Estaban presentes los alcaldes y los concejales de la mayoría de ayuntamientos de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba, así como los representantes de las diversas organizaciones políticas y diputados en las Cortes. El Cuerpo Consular de Bilbao estuvo muy bien representado por el cónsul de Cuba, el vicecónsul de El Salvador, el secretario del consulado de Checoeslovaquia, el vicecónsul de Bélgica y los cónsules de Ecuador, Portugal, Dinamarca y Argentina.

Un numeroso público de Gernika, que carecía de invitación oficial, se concentró alrededor de la Casa de Juntas. El edificio estaba controlado en todo momento por fuerzas de la Policía Internacional y del Cuerpo de Miñones. Gracias a una instalación de altavoces colocados al efecto, el público pudo seguir el acto desde fuera del histórico edificio y las palabras pronunciadas en el salón llegaron a sus oídos.

La proclamación de presidente

A las cinco y media dio comienzo el acto. Entraron en el salón y ocuparon la mesa presidencial Echevarría Novoa y Ortega, exgobernadores de las Juntas de Defensa de Bizkaia y Gipuzkoa, Laiseka, presidente de la Diputación de Bizkaia, y Zarza, alcalde Bilbao. Echevarría Novoa, en nombre del Gobierno de la República, declaró abierta la sesión, dando lectura a las actas de la elección de presidente, las cuales arrojaron un total de 291.471 votos a favor del candidato Aguirre y 100 votos a favor de Madariaga, el otro candidato. Terminada la lectura, Echevarría Novoa pronunció las siguientes palabras: “Visto y comprobado el resultado de la elección presidencial, en nombre del Gobierno de la República, proclamo presidente provisional de Euzkadi a don José Antonio de Aguirre y Lekube”.

Entre gritos de ¡Gora Euzkadi!, con todos los asistentes puestos de pie y en medio de una ovación que duró varios minutos, hizo su entrada el primer presidente del Gobierno vasco, acompañado por los alcaldes de Donostia, Bilbao, Tolosa, Laudio, Amurrio y Mundaka. Aguirre tuvo que permanecer en pie largo rato en tanto se prolongaba la ovación. Después, ante el Árbol de Gernika, el nuevo presidente prestó juramento. El acto finalizó con una recepción en la sala de Hijos Ilustres de Bizkaia, a la que acudieron todos los miembros del nuevo gobierno acompañados de las autoridades civiles y militares.

3 pensamientos en “El presidente del primer Gobierno vasco

  1. Pingback: Aurelio Arteta, pintor vasco contemporáneo | AMAIKAPROJECT

  2. Pingback: El Grupo Euzkadi, coros y danzas vascas en los Estados Unidos | AMAIKAPROJECT

  3. Pingback: La matanza de Bilbao del 4 de enero de 1937 - AMAIKAPROJECT

Deja un comentario