Home / Literatura y Periodismo / El ángel custodio

El ángel custodio

El ángel custodio es el primer thriller histórico de los tres que conforman la trilogía Tríptico de guerra. Su autor, Julen Lezamiz, es Doctor en Historia Contemporánea, investigador y ensayista, y ha publicado numerosas obras y artículos sobre Historia y Guerra Civil en el País Vasco. La novela ha sido editada por la editorial EC.O.

Sinopsis

Enero de 1937. La industrializada y próspera provincia de Bizkaia se ha mantenido fiel a la República desde el inicio de la Guerra Civil en España. Gracias a la rápida creación de un ejército, el Gobierno provisional de Euzkadi ha logrado frenar momentáneamente el avance de las tropas de Franco.

Pero el servicio de espionaje franquista ha infiltrado en Bilbao a uno de sus agentes más capacitados. Nadie le ha visto jamás y solamente unos pocos conocen su nombre. Su misión consiste en desestabilizar la retaguardia y crear el caos en la ciudad.      

¿Quién es el ángel custodio?

El ángel custodio es un agente especial enviado a Bilbao por las autoridades franquistas durante la Guerra Civil para que actúe sólo en casos de extrema gravedad.

Los altos mandos militares que planearon el alzamiento en julio de 1936 idearon la utilización de agentes encubiertos en ciertas ciudades españolas en las que no estaba nada claro su triunfo. Estos agentes tenían la misión de desestabilizar con acciones de alto riesgo la autoridad gubernamental contraria al pronunciamiento. Pero ahora el motivo parece que es otro: vengar la matanza de presos desafectos al régimen republicano acaecida en las cárceles de Bilbao el 4 de enero de 1937.

Un pequeño fragmento de la novela

La novela está ambientada en gran parte en la ciudad de Bilbao a comienzos de 1937. La acción también se desarrolla en algunos lugares de Bizkaia, en el sur de Francia, en Castro Urdiales y en Asturias, durante la ofensiva republicana a Oviedo.

7 de enero de 1937
Justus Klimt dejó el jueves por la mañana su domicilio familiar, un último piso demasiado grande para una sola persona en un edificio de la alameda de Mazarredo en Bilbao, en el que sólo tenía por vecinos a un matrimonio sin hijos. Al salir del portal miró a derecha e izquierda, se caló la gorra disciplinaria y comenzó a caminar para dirigirse hasta el hotel Carlton en la plaza Elíptica. Casi siempre llegaba tarde a todas las citas, por eso esta vez empezó a caminar con paso ligero. Debía presentarse en el despacho de Joseba Rezola, secretario general de la consejería de Defensa del Gobierno de Euzkadi, y no sabía para qué.

About Amaika

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.