Día Internacional del Euskera

El Día Internacional del Euskera, “Euskeraren nazioarteko eguna”, se conmemora anualmente el 3 de diciembre, pero se celebró por primera vez en 1949. Debido a la situación política en el estado español, los actos conmemorativos tuvieron lugar en Iparralde (Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa) y en diferentes ciudades del continente americano (México, Caracas, Nueva York).

Euskeraren nazioarteko eguna urtero abenduaren 3an ospatzen da baina lehenengo aldiz 1949an data horretan izan zen. Espainiako Estatuan zegoen egoera politikaren ondorioz, Iparralden (Lapurdi, Nafarra Behera eta Zuberoa) eta Amerikako hainbat herrialdetan (Mexiko, Caracas, New York) ekitaldi desberdinak burutu ziren.

The International Day of the Euskera, “Euskeraren nazioarteko eguna”, is celebrated on December 3th every year but the first date of the celebration was in 1949. Due to the political situation in the Spanish state, the commemorative events were celebrated in the south of France (Lapurdi, Nafarra Behera and Zuberoa) and in several cities of America (Mexico, Caracas, New York).

Actualmente, coincidiendo con la festividad de San Francisco Javier, tanto en Euskal Herria como en los países de la diáspora vasca se realizan numerosas actividades culturales de concienciación social para apoyar e impulsar el uso del euskera, ya que el uso es la clave para el futuro de cualquier lengua. Numerosos centros educativos, asociaciones y entidades organizan espectáculos, presentaciones, exposiciones, talleres o mesas redondas.

Primeras reivindicaciones

Las primeras reivindicaciones a favor del Día del Euskera ocurrieron durante la República con encuentros sobre poesía organizados por Eusko Ikaskuntza, la Sociedad de Estudios Vascos creada en 1918 para promocionar la cultura vasca, y por Euskaltzaleak Bazkuna. Durante la posguerra, en Iparralde, José Miguel Barandiaran intentó mantener vivo el espíritu de la institución e impulsó la creación de la Sociedad Internacional de Estudios Vascos.

Eskualzaleen Biltzarra

Como tal, el primer Día del Euskera se celebró el 3 de diciembre de 1949 auspiciado por Eusko Ikaskuntza y por Eskualzaleen Biltzarra, entidad que realizaba en Francia actividades culturales en favor del euskera. Estas dos asociaciones redactaron el documento que exponemos a continuación:

“Este es un llamamiento que dirigimos a todos los vascos, para salvar al euskera de la muerte, la cual cada día que pasa le acecha más de cerca. Queremos al mismo tiempo, no solamente hacer renacer en todos los pechos vascos la devoción y el amor a la lengua de sus mayores, sino también, crear en aquellos que la hablan un sano orgullo que les impela a cultivarla y transmitirla a sus hijos.

Todo cuanto somos, cuanto amamos y añoramos va unido al euskera: nuestras tradiciones, nuestras canciones y nuestras costumbres se hallan tan íntimamente unidas a ella, que donde ésta se pierde aquellas desaparecen y los nombres de nuestros apellidos, nuestros montes y nuestros pueblos son testimonio de que fue la inspiradora de aquella vida vasca que formó nuestra personalidad nacional. Es el alma de nuestra raza, y por eso los vascos no podemos permitir que muera, porque ese día nuestro pueblo pasará a ocupar un nicho en el cementerio de la historia.

Esfuerzo común

El esfuerzo común de todos los vascos por el renacimiento del euskera y de cuánto encierra para nosotros de sagrado, será además el medio más eficaz para que olvidando luchas y rencores estériles, fundemos nuestra solidaridad y nuestra fuerza en lo que, por tratarse de nuestra propia existencia como pueblo, no admite rezagados ni tolera monopolizadores. Dejemos a un lado lo que nos separa, para agruparnos en torno de lo que siempre nos ha unido, y será capaz de continuar uniéndonos en el futuro.

Queremos que el uso de la lengua y el pensamiento propio que de ella se desprende sea, hoy como ayer, el distintivo por el que se nos reconozca, y el signo que nos haga a todos los vascos sentirnos hermanos, como miembros, donde quiera que nos hallemos, de una misma familia y herederos de una civilización secular.

Eman da zabal zazu munduan frutua

El espíritu universalista de nuestra raza se haya expresado en el “EMAN DA ZABAL ZAZU MUNDUAN FRUTUA” que todos los vascos cantamos con emoción, porque deseamos que todo lo bueno que poseemos se extienda por todos los pueblos del mundo. Hoy, fieles a este espíritu, continuamos con nuestro corazón abierto a todas las tierras y a todos los mares, pero flaco servicio podremos prestar a la humanidad, sin consentirnos morir para nosotros mismos. Para que la civilización occidental pueda vivir necesita nutrirse de pueblos con alma, y no de pueblos cadáveres.

Esta alma que aún poseemos los vascos y que tenemos firme empeño en que no se extinga, fue la que llevaron nuestros emigrantes al nuevo mundo, y la que ha mantenido el prestigio de que gozan, alma que fue forjada con las virtudes que nuestros padres nos inculcaron en euskera.

Por todo esto, por que renazca en nosotros el recuerdo de cuánto nos une y eleva, y para que, con el cultivo de nuestra lengua, se fortalezca nuestro espíritu tradicional, hemos establecido a partir de este año y para los sucesivos el DÍA UNIVERSAL DEL EUSKERA, que será el punto de partida de una gran campaña de renacimiento euskeldun.

3 de diciembre, San Francisco Javier

Hemos escogido para celebrarlo el día 3 de diciembre festividad de San Francisco Javier, por considerarlo como un símbolo del espíritu universalista de nuestra raza, y deberá tener lugar no sólo en las capitales, pueblos y aldeas de Euskal Herria, sino también allá donde existan colectividades vascas, cualquiera que sea el número de sus componentes y el lugar del mundo en que se hallen.

La Sociedad Internacional de Estudios Vascos y el Eskualzaleen Biltzarra, en su propósito de que esta fiesta tenga un carácter universal, está tratando ya de crear en cada localidad vasca y en todas las naciones donde existan colonias vascas, juntas delegadas que se ocupen de la organización de los actos en sus lugares respectivos.

El Día Internacional del Euskera, Euskeraren nazioarteko eguna

Las finalidades concretas a lograr en este “Día Universal del Euskera” serán las siguientes:

I Despertar entre los vascos, por los medios que en cada lugar se consideren más útiles y eficaces, el amor a la lengua de sus mayores y la emoción espiritual que les impela a hablarla y transmitirla a sus hijos.

II Que cada vasco medite sobre la parte de responsabilidad que le incumbe en la decadencia y pérdida de nuestra lengua, y, a la vista de este examen, forme propósito en orden a la conducta a seguir consigo mismo, con su familia y en la colectividad vasca a que pertenece.

III Que en cada lugar se celebran actos de propaganda en favor del euskera, organizando conferencias, fiestas artísticas, representaciones teatrales, certámenes literarios, concursos infantiles, actuaciones de corales vascas, certámenes de bertsolaris, etc.

IV Que se recojan cuantas sugestiones puedan nacer en orden a lograr la re-euskerización del País.

V Que todos los vascos del mundo sin excepción, aporten ese día una cantidad mínima igual para todos, con destino a la defensa y renacimiento del euskera. Esta cuota será establecida por los respectivos Comités, teniendo en cuenta las condiciones de cada País.

Esperamos que todos los vascos del mundo atenderán a nuestro llamamiento, y que, unidos en un esfuerzo común, nos ayudarán a salvar de la muerte al euskera, que es el alma de nuestro pueblo.”

La Ley de Normalización del Euskera

En 1982 se redactó la Ley de Normalización del Euskera y en 1995, con motivo de la celebración del primer Congreso Mundial de las Colectividades Vascas, la delegación de Uruguay propuso dar un nuevo impulso a ese día ya institucionalizado en el calendario de los vascos de la diáspora. Tanto el Gobierno Vasco como Euskaltzaindia aprobaron dicha propuesta y decidieron instaurar el 3 de diciembre, día de San Francisco Javier, como Día Internacional del Euskera.

En 2010 el Parlamento Vasco aprobó una declaración institucional: “El euskera es patrimonio de la sociedad vasca y es, esencialmente, un elemento inseparable de su historia y su cultura. Pero, como todas las demás lenguas del mundo, es también patrimonio de la humanidad, que entre sus rasgos característicos presenta el del plurilingüismo. Si queremos proteger la diversidad lingüística, es necesario que defendamos y promovamos el euskera… Con la celebración del Día Internacional del Euskera queremos abrir de par en par una ventana al presente y al futuro del euskera, convencidos de que el plurilingüismo puede ejercer una influencia favorable en nuestra convivencia democrática y cohesión social.”

Deja un comentario